Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

AMORES PERROS

Imagen
Hay perros y perros.Los hay pequeños y nerviosos, melenudos y pachones, medianos de buen talante o emperadores soberbios.Hay perros que nunca se han mirado en un espejo y creen que son tan peligrosos como el pitbull del macarra de turno; conozco a uno al que apenas le quedan dientes, anciano y pequeñajo, que gasta carácter agrio, pendenciero y suicida, hasta con pastor alemán que tenga la desgracia de cruzarse en su camino.Conozco galgos etéreos como palomas, yorkshires juguetones e incansables, podencos de una inocencia rubia, Golden Retrievers que sonríen y te hacen sonreír de vuelta, pastores lanudos en los que te querrías acurrucar como en una cama.Los hay juguetones, tiernos, altivos, luchadores, elegantes, destructivos, violentos, competitivos, tiranos, cabezotas y vividores. Hay de todo.

Un perro para cada ser humano.Una ayuda para vivir que la naturaleza puso a nuestra disposición, sin duda por piedad, viéndonos seres tan necesitados de guía y de apoyo psíquico.De ahí que no p…

MISTERIOS COTIDIANOS

Imagen
Aquella noche estábamos viendo una película en el ordenador.Algo bueno, argentino, aunque no recuerdo el título.Carlos y yo nos acurrucábamos bajo una manta – era invierno – cuando por una puerta trasera del cerebro se fue colando un sonido que el inconsciente reconoció inmediatamente pero que tardó sus buenos minutos en llegar al consciente, atravesando lentamente el muro de los diálogos de los protagonistas que nos agarraban a la ficción como una maraña pegajosa.
Finalmente, me quedé escuchando, las orejas como radares, ¿Qué es eso?, ¿Qué suena?
Carlos no oía nada y seguía atrapado en la pantalla.Paré la película, “¡Escucha!”, le dije “¿Qué es eso?” Ambos escuchamos como lobos un llanto de mujer, un llanto trágico, impúdico, muy alto, de esos que no se escuchan salvo en el cine o en realidades de espantos épicos.Era un llanto de la magnitud de una pérdida violenta de un ser querido recién aprehendida. Un llanto de un dramatismo fuera de época, que conmovía hasta el punto de que am…