Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

EL DEBE Y EL HABER

Si uno hiciera balance al final del año, si el debe y el haber de la vida se tomaran como tales, las cuentas no saldrían. Uno recordaría tantas malas “noticias” que poner en la balanza que la pobre se saldría de sus goznes.
Pero las cosas no son así.Los momentos luminosos de la vida son fugaces pero intensos y no se relacionan directamente con la importancia que puedan haber tenido en nuestra existencia.Simplemente son y siendo nos dan motivos para seguir viviendo.(Me ha salido rimado).
En mi caso, este año queda marcado definitivamente por el lenguaje olfativo.Un lenguaje previamente ignorado, descubierto por el azar de un perfumero exhaustivo y amable, que me contó con palabras mágicas, hace unos años, lo que llevaba cada perfume que probaba.Sembró, sin saberlo, la semilla de la curiosidad y el fruto es este botín de olores que conservo como un tesoro robado, con el que voy experimentando, escribiendo palabras fragantes, frases olorosas, cantos complejos como sinfonías.Cada frasco e…