Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

EL FELPUDO

Era un hombre insignificante y lo sabía.
Profesor de filosofía en un instituto de barrio, con un rostro simplón, de barbilla huidiza y ojos saltones, era ese tipo de hombre cuya cara nadie recordaba nunca.Tenía una facilidad increíble para ensuciarse accidentalmente la ropa y a menudo llegaba a clase sin darse cuenta del manchón de pasta de dientes que le había escurrido por la camisa arrugada. Patológicamente tímido, luchaba día tras día con nosotros, adolescentes en una clase mixta de un instituto de izquierdas, en donde se sentía presa fácil, pájaro en campo de tiro, hasta el punto de sentir verdadero terror cada vez que entraba en el aula.Sabíamos que este miedo inasible le hacía visitar con urgencia el cuarto de baño justo antes de entrar en la clase y le soltaba el vientre, en una diarrea supersónica de la que salía sudoroso y derrotado, todavía más escuálido que cuando había entrado.Durante estos episodios, le imaginábamos rogando a todos los cielos que ninguno de sus alumnos …