Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

CIELO POR QUE ME TOCA

Imagen
El cartero se subió una vez más a la moto para seguir hasta el siguiente portal.  Había aprendido que dejando el asiento de polipiel en vertical, no se calentaba tanto como antes, cuando lo dejaba en horizontal y el plástico negro, como una plancha al rojo, le solía quemar los testículos haciéndole el trabajo aún más fatigoso.  Los cuarenta grados que le aplastaban cada día, le hacían sentirse como un insecto hacendoso que fuera libando de casa en casa el frescor de los portales. Pero un insecto apresurado, cada vez más estresado, cada vez más insecto.
El trabajo le parecía una ratonera, un callejón sin salida, una rueda como la del hámster blanco de su amiga Carmen, en la que sin saber cómo, había terminado por enredarse su vida en una repetición sin fin. Una repetición por la que tenía, encima, que dar gracias; tantos amigos sin curro o cobrando 400 euros al mes, por jornadas de ocho horas de trabajo; gente con hijos e hipoteca que pagar.  Cada día volvía vencido a su casa después …