Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

(POR) HOY SUMAMOS 50

Hoy sumamos cincuenta. En lo que va de año. Cincuenta mujeres asesinadas a manos de sus parejas, (32.023 denuncias por malos tratos, sólo en el segundo trimestre del 2015). Y ellos me dirán: ¿Qué tengo yo que ver con eso?

¿Hacen chistes machistas? ¿Ven en cada mujer un coño y unas tetas? Por supuesto excluyendo a su madre... ¿Juzgan a una política por cómo se viste y se arregla, por si es más o menos fea? ¿Se pasan por wasap chistes porno entre amigos que jamás enseñarían a sus hijas? ¿Esperan que sus hijas jamás sean protagonistas de los chistes porno que se envían sus amigos? ¿Temen al resto de los hombres cuando se trata de que “su” hija de 20 viaje sola? ¿Creen que las mujeres son “mandonas” cuando tienen carácter?¿Creen que los hombres tienen dotes de liderazgo cuando tienen carácter?¿Cualquier mujer mejor formada profesionalmente, se cree superior o está "mal follada"? 
Sé que hay hombres que no hacen estos chistes ni ven las cosas así.  Vivo con uno.   Y supongo que h…

El IDEOGRAMA

El Ideograma (archivo de voz)
En el folio cayó una gota de sangre que lo volvió, por contraste, aún más blanco.  La gota, limpia como un ideograma japonés, parecía tener, sobre el papel, cierto sentido.  
Nunca le habían hecho sangrar la nariz de un bofetón y la mano que esta primera vez lo había hecho con fuerza, con brutalidad, le rodeó la cara en una caricia inmediata que la dejó más perpleja que dolorida. ¡Perdón, perdón mi amor, no he querido hacerte daño! Le decía besándole la cara y los ojos que ella había cerrado en defensa propia.
Después de unos minutos en los que su vida se quedó arrodillada en un súbito paréntesis de miedo, abrió los ojos y recuperó la certeza de la realidad que estaba viviendo. Intentó descifrar la esquizofrenia del amante-verdugo que ahora se deshacía en disculpas. Pero no encontró la lógica con la que poder comprenderle. 
De rodillas, frente a ella, lloraba él sin explicarse qué le había llevado a hacerlo. 
Pasaron así un rato agónico hasta que al fin…